UN NUEVO COMIENZO. ES LO QUE BUSCAN TENER LOS 119 INTERNOS DEL INSTITUTO PENITENCIARIO Y CARCELARIO INPEC DE PUERTO BERRÍO QUE PARTICIPAN EN LOS PROGRAMAS EDUCATIVOS.

Algunos estudian el bachiller, otros están a punto de graduarse como técnicos en panadería. Los procesos formativos son apoyados por el Sena, la Institución Educativa America, y la secretaria de educación del Municipio.

119 ciudadanos recluidos en el Instituto Penitenciario y Carcelario INPEC de Puerto Berrío son acompañados con procesos de formación en bachillerato, carreras técnicas y diversas capacitaciones  que les permite tener nuevas oportunidades en la vida, una vez concluyan sus procesos judiciales, según explicó Blanca García, Instructora de formación del INPEC.

En dos aulas que tienen en el Instituto, los internos se forman en bachillerato en la modalidad CLEI. Este proceso es acompañado por la Institución Educativa América. Desde el SENA les brindan formaciones técnicas y cursos en distintos saberes para el trabajo.  En este mes de julio dos internos recibirán certificación como técnicos en panadería.

De este modo en el centro penitenciario los reclusos ocupan su tiempo libre, adquieren nuevos saberes para la vida laboral, y logran visibilizar nuevas oportunidades que les permita tener un proyecto de vida para cuando salgan en libertad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: